domingo, 16 de octubre de 2011

Leyenda de la Flor del Ceibo.

Había en la tribu Guayaquí una indiecita que amaba su tierra natal al extremo de recorrer sola los bosques conversando con las aves, flores, y los animales que poblaban el bosque. Anahí que así se llamaba la indiecita, no era guapa tenia los rasgos toscos, pero era muy conocida por la dulzura de su voz que de continuo entonaba los cánticos propios de su raza. Cuando ella cantaba, hasta el río rumoroso parecía callar para escucharla. En las tardes de verano deleitaba a toda la gente de su tribu Guayaqui con sus canciones inspiradas en sus dioses y el amor a la tierra de la que eran dueños.

Un día, un gran pájaro de blanquisimas alas llego navegando por el río, de el bajaron los invasores, esos valientes cubiertos por metales relucientes que parecían dueños del mundo, atrevidos y aguerridos seres de piel blanca, que destruían todo lo que encontraban en su camino, que arrasaron las tribus y les arrebataron las tierras, los ídolos y su libertad.

La tribu de Anahí decidió defender la tierra nativa superando el terror que los embargaba ante aquellos monstruos desconocidos que mas que hombres parecían una creación del mismo Añangá.

Lucharon y lucharon días y semanas enteras, pero iban siendo echados poco a poco de sus bosques, ríos y sierras.

Anahí, pese a su juventud luchaba como los mas valientes. Su voz ya no cantaba mas, en lugar de eso gritaba la venganza y la guerra, y animaba a los hombres y mujeres de la tribu.

Pero un día aciago cayo prisionera junto con otros indígenas y fueron llevados al campamento español, paso muchos días llorando y muchas noches en vigilia, hasta que una noche logro quitarse las ligaduras, vio que el sueño había vencido al centinela e intento escapar, pero al hacerlo el centinela despertó, y ella para lograr su objetivo golpeo malamente al centinela, y huyo rápidamente al bosque, con tan poca fortuna que volvió a caer en manos de sus captores.

El centinela herido por Anahí murió, acusada de ser una bruja, por que nadie quería admitir, que con aquel cuerpo pequeño y esmirriado y con su juventud pudiese haber dado muerte de un golpe al soldado, y atribuyendole ayuda diabólica, fue condenada a morir en la hoguera.

La ataron a un árbol e iniciaron el fuego prendiendo los leños, el fuego parecía no querer alargar las llamas hacia la doncella, que sin murmurar palabra sufría en silencio, con la cabeza inclinada hacia un lado, hasta que las llamas comenzaron a abrazarla. Pero Anahí, en medio de las llamas en vez de gemir de dolor, comenzó a cantar una canción en la que pedía a Tupá por su tierra, por su tribu, por sus bosques, por sus ríos, por todos. Cuando el fuego comenzó a subir, Anahí se fue convirtiendo en árbol un asombroso milagro.

Su voz se elevo al cielo, y al siguiente amanecer, los soldados se encontraron ante el espectáculo de un hermoso árbol de verdes hojas relucientes y flores rojas aterciopeladas, que se mostraba en todo su esplendor, como símbolo de valentía y fortaleza ante el sufrimiento. Desde entonces se bautizo a esta flor como la Flor del Ceibo.








Autor: Desconocido.




12 comentarios:

  1. Hola Piruja:

    si, el autor es anónimo.
    La leyenda corresponde a la tribu guaraní
    Una de tantas razas de aborígenes de la argentina.
    Mi abuela materna era india guaraní.

    La flor del ceibo
    es la flor nacional de la Argentina.

    Gracias por compartirla a traves de tu blog

    Besos mil

    ResponderEliminar
  2. Bueno pues la leyenda me parece muy hermosa así como el árbol y la flor con ese colorido tan bonito que tiene. Sobre los guerreros de piel blanca, que se puede decir? ellos iban a predicar el amor de su "Dios", jejeje y para ello tenian que matar asesinar violar o destrozar, y eso hicieron en nombre de Dios.
    Me ha gustado esta leyenda que tu tratas de esa manera tan cariñosa y no haces participes de la lectura.
    un besote mi niña heavy, cuidate

    ResponderEliminar
  3. Es una leyenda realmente hermosa, gracias por traerla hasta nosotros...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Las tribu, sus leyendas cuantas historias bellas. Me encanto un besoteeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee Piruja

    ResponderEliminar
  5. Hola Daniel, siendo tu abuela una india guaraní me imagino que debe haberte contado muchas historias y leyendas, debe ser una gozada el poder oírla, sabia que era la flor nacional de Argentina, las gracias a ti siempre por venir.
    Besos.


    Hola Orthos, me alegra saber que te ha gustado la historia, pero ya ves, en nombre de "Dios" cuantas atrocidades se cometieron y se comenten hoy en día también, cuídate tu también chico heavy y gracias por todo.
    Otro besote fuertote para ti Orthos!!


    Hola Tamara, el que os guste lo que voy poniendo para mi es una alegría, las gracias a ti Tamara.
    Besos.


    Hola Azucala, si que es verdad que existen muchísimas leyendas que son bellisimas, gracias.
    Otro beso para ti.

    ResponderEliminar
  6. De nada, guapísima, esperaremos el próximo post con ganas de saber más leyendas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Pero que preciosidad. ¿Se puede morir mas a gusto sabiendo que pasarás a ser parte de un hermoso árbol?. Cuando los conquistadores llegaron a las Americas, sólo los dioses saben de las barbaridades que fueron capaces. Yo también conozco una leyenda pero es tan fuerte que no quiero estropear esa bella sonrisa de domingo que ahora mismo se te está dibujando, venga un poquito más Gracias un beso reina.

    ResponderEliminar
  8. Preciosa leyenda, hermoso modo de no dejar nunca de ser.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Hola de nuevo Tamara, esperemos que nos depara el nuevo post, gracias.
    Besos.


    Hola Karras, me alegro que te guste, hombre, morir a gusto quemada no se no se, lo bonito es luego cuando se convirtió en el árbol, pero antes huy que dolor Karras:), estamos de acuerdo en lo de los "conquistadores" en todas las barbaridades que cometieron, a lo que llega la humanidad para doblegar y anular a los que se supone mas débiles, pero bueno como bien dices no vamos a estropear lo que queda de día, ya contaras la historia que dices vale?, la sonrisa se me pone cuando os veo aparecer por aquí y veo lo bellas personas que sois y como me hacéis reír muchas veces, las gracias a ti amigo por ser conmigo como eres, gracias de veras.
    Otro beso para ti guapo!!


    Hola Pilar, gracias me alegro que te haya gustado, y si, nunca debemos dejar de ser nosotros mismos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado tu história, no la conocía.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Muy bonita la leyenda.Siento no haber escrito antes , pero he estado un poco desconectada del mundo...
    Un beso!!!

    ResponderEliminar
  12. Hola Isis, me alegro que te haya gustado, ahora ya la conoces:)
    Mas besos para ti.


    Hola Tianne, no te preocupes mujer no siempre se puede estar por aquí, solo espero que no haya sido por enfermedad, cuídate.
    Un besote!!

    ResponderEliminar

La vida no es esperar a que pase la tormenta..., es aprender a bailar bajo la lluvia.

Gracias a todos:)