domingo, 20 de enero de 2013

Matrimonio y Mortaja


Como una o dos veces al año, tengo la mala suerte de sufrir dolores menstruales. Entonces me acuerdo de nuestra boda, arruinada por los calambres y la angustia por manchar el vestido. El matrimonio empezó mal, no lo niegues: desde mis hormonas adelantadas y tu consecuente mal humor por no poder ejercer tu derecho de recién casado, hasta la tromba que nubló los cielos y encrespó el mar durante la luna de miel.

Nuestro regreso a la ciudad tampoco fue agradable. Creo que hasta entonces no habíamos caído en la cuenta de lo que realmente significaba el vivir en un apartamento minúsculo que no tenía ni cortinas. Descubriste que el amor no compensaba las deudas adquiridas. Yo descubrí que el amor tampoco hacía agradables los quehaceres domésticos.

Habías ido a las mejores escuelas, como tu padre, pero tu sueldo no alcanzaba para una casa con jardín y cuatro habitaciones, ni para pagar un club deportivo o una sirvienta. Yo dejé de ir a hacer ejercicio y tú dejaste de ir a jugar a golf. No teníamos más que un coche y tuve que acostumbrarme a ir al mercado o a pagar la luz en taxi.

La primera vez que me asaltaron, te pusiste furioso. Juraste que eso no ocurriría de nuevo y a partir de ahí yo te llevaba y te recogía del trabajo. Pero a la larga tus compromisos te obligaban a utilizar el coche. Terminamos por pedir un crédito, aunque todavía venías arrastrando deudas desde nuestra boda. No compramos un coche de lujo, pero de todas maneras tu deuda se había incrementado considerablemente. A eso hubo que sumar el gasto del seguro y la pensión, porque en nuestro edificio no teníamos derecho a meter más que un coche.

Llegó el día en que me explicaste que yo te tenía que ayudar a salir de deudas. Yo todavía pensaba que era tu obligación mantenerme, y mi obligación era cuidar de nuestro hogar y de ti, ser tu esposa, darte hijos. Yo no tenía por qué pagar tus deudas, mucho menos las del vestido de novia que no acababas de pagar hasta un año más tarde.

Con cuánta ilusión mandé hacer ese vestido. Yo te quise mostrar los modelos pero tú te negaste, argumentando en broma que ver el vestido, aunque fuera sólo el diseño, era de mala suerte. Al insistir en que fuera tuya la última palabra, sugeriste que escogiera el más caro. No te inmutaste cuando te di el precio, y no se me ocurrió entonces insistir en algo más barato. Aún no sabía leer tus inexpresiones.

Fue así como terminé con el vestido más lindo, más elegante y, sobre todo, más caro. Seis metros de tela, cuatro de tul, crinolinas, encajes, chaquiras, cuentas y aplicaciones. Se necesitaron tres meses para hacerlo y otros dos para bordarlo. Durante ese tiempo, estuve yendo con la modista dos veces por semana, y cada vez que me lo ponía me sentía como una princesa cuya coronación se aproximaba cada vez más. Quién me iba a decir que el día de mi boda iba a estar sufriendo cólicos menstruales y la constante preocupación de manchar de sangre tan magna creación.

Ahora el vestido estaba en el clóset, ocupando mucho espacio y llenándose de polvo. Pero sobre todo, era el símbolo de nuestra estupidez. A veces pensaba en deshacerme de él, pero no podía hacerlo al recordar la alegría con que había preparado mi boda. Tú, en cambio, averiguaste por tu lado que si lo vendíamos nos darían por él la tercera parte de lo que había costado. A veces, melancólico, lo mirabas desde la cama y musitabas: «Seis metros de tela y no nos sirven ni para cortinas». A partir de ahí me aseguré de cerrar la puerta del clóset tras de ti.

Finalmente accedí a buscar trabajo, pero te dejé bien claro que sólo era para pagar el coche y terminar de arreglar el departamento. Y al llegar los niños, ni hablar: dejaría de trabajar. Mis hijos no serían niños de guardería. En eso estuvimos de acuerdo.

Cuando estudié comunicaciones, lo hice sin muchas ganas, aunque me gustaba. Hice mis prácticas profesionales ayudando a planear campañas de vacunar. Gracias a esa experiencia encontré trabajo en una agencia de publicidad.

Al principio echaba de menos mis tardes de ocio y las telenovelas. Pero poco a poco le fui tomando gusto al trabajo. Cada cliente que ganábamos me traía nuevos retos y satisfacciones. Lo único difícil era atender el departamento tan bien como antes. Abandoné mi rutina diaria y empecé a hacer la limpieza sólo cuando la suciedad empezaba a hacerse evidente. Me dio por cocinar grandes porciones una o dos veces por semana, para congelarlas y consumirlas más tarde. Admito que soportaste todo aquello admirablemente bien.

Fui ganando más responsabilidades, mejoró mi situación en la agencia. Ya teníamos cortinas, mandé pintar las paredes, incluso había comprado algunos muebles que nos hacían falta. Muy pronto terminé de pagar el coche y estuve en posición de ayudar con las mensualidades del apartamento. Al discutirlo contigo, acordamos que a ese respecto cada uno pagaría exactamente la mitad. Yo seguía pidiéndote dinero para los gastos domésticos, pero mis gastos personales se volvieron mi responsabilidad.

Pronto comencé a ganar más dinero que tú. Mi madre me sugirió que no te dijera nada, pero yo te avisé de todas maneras. Con falso entusiasmo, pero sin ocultar muy bien tu mal humor, anunciaste que a partir de ahora los gastos de comida, teléfono y electricidad serían compartidos, lo cual me pareció razonable. Pero empezaste a negarme dinero cuando yo te lo pedía. Bromeabas y me decías que yo podía sola, que yo era una mujer independiente. Yo me enojaba e insistía en que tú también tenías que cooperar. Al final yo salía perdiendo y tú me tratabas como niña berrinchona.

¿Y las deudas? Seguían sin pagar. Cada vez que sacaba yo el tema a colación tú te encogías de hombros y me decías: «Es tu vestido, es tu bronca». A veces abrías mis estados de cuenta y, con sarcasmo, me decías: «Pero mira cuánto dinero, alcanza hasta para un vestido de novia».

Pero en eso fui inflexible, mi padre había pagado el banquete de bodas, y a ti te correspondía, como mínimo, el vestido. Después de una discusión, no volviste a poner un solo centavo para la casa.

Aún ahora no sé decirte si fue en ese momento cuando me cansé de ti. Mis amigas opinan que fui muy estúpida al divorciarme por un vestido. Pero tú sabes que era más que eso. Era tu manía de alabarme ante todos nuestros amigos y fingirte el esposo moderno, para luego en privado tratarme como niña boba; eran tus caprichitos de chocolate con espumita, cafecito con canela, caldito con limón; eran tus zapatos en la sala, tus calcetines abajo de la cama, tu manía de no lavar nunca ni tu ropa ni tus platos. Eran tus escapadas dominicales a jugar a golf con tu padre, y luego las agrias críticas por el dinero desperdiciado en mi ropa de oficina, la sirvienta, el maquillaje y el salón de belleza. Y sí, también estaba esa eterna negativa tuya a terminar de pagar tus deudas.

Y, aunque por fin lo hayas pagado, el vestido no es tuyo. No me importa cuánto haya costado, no me importa que tu madre lo quiera para tu hermanita, ni si tu futuro cuñado te lo quiere comprar. Nadie le va a devolver a mi padre el dinero del banquete.

Así que no te devuelvo el vestido. Me lo quedaré para siempre, por si algún día le encuentro utilidad a esos seis metros de tela. O por si se me ocurre ponérmelo dentro de veinte años y demostrarme a mí misma que de algo sirve el ejercicio aeróbico. O simplemente para dejar el clóset abierto y aprender a reírme de tu recuerdo.




Autor: Georgina Wilson González.














35 comentarios:

  1. A ella que se la veía pusilánime, se hizo de acero y él un pamplinas que en eso se quedó, hizo bien en dejarle, eso ni es un tío ni es ná.

    Con lo del vestido, no voy a tener complicaciones, como soy bajita, me pongo un traje de tenis, jajajaja.

    Buena semana Piru, besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola hada, ves como de mosquita muerta luego se espabila y lo pone firme eh?, y tanto que no es na:)
      jajaj tu también con el traje de tenis, anda que ya te vale jajaja, pero mira es una opción mas jaja, espero que estés mejor y que también pases una buena semana, cuídate que no estas para tonterías tenista jeje
      Besotes!!

      Eliminar
  2. Hola Piruja: Que tristeza!! No sé si es una historia real o no, pero me dió mucha pena por ambos...Cuando un marimonio llega a ese fin es el fracaso de dos y no de uno y el abandono de ambos a una promesa solemne que hicieron...
    En fin te dejo besitos =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Silvia, bueno la historia no creo que sea real pero si lo miras bien muchos matrimonios mas o menos les pasa eso, y triste no, ya que para estar mal los dos pues cada uno por su lado y así pueden rehacer sus vidas de nuevo, esa promesa solemne que dices para mi no lo es ya que es una firma, la que vale para mi es la de quererse de veras sin firmas por delante, eso si es una promesa solemne:)
      Besos.

      Eliminar
  3. Es como un navegar en constante zozobra desde el principio en un barco sin timón al que no tubo más remedio que tomar las riendas ella,lo que supuso hacerla marinera experimentada mientras él se quedó en grumete.
    No hay duda de que si el inicio no es bueno,en este caso incluso premonitorio de un final a dos bandas,por separado...
    Buena historia,por mucho que es triste como suelen ser todas las que acaban así.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marinel, que razón que tienes en lo que dices y has puesto un ejemplo muy bueno, muchas veces cuando aprieta la necesidad hace que demos pasos que creíamos no poder dar, y a otros que si se les creía aptos no los dan como les paso a el, y como bien dices, lo que mal empieza suele acabar mal también, pero como digo en el anterior comentario yo no lo veo triste ya que tienen la oportunidad de volver a rehacer sus vidas, seria triste si no fuese así, gracias por tus palabras.
      Besos.

      Eliminar
  4. olaaaa, esta genial, y que razón, el hombre es igual a la mujer, y llega un punto en que ellos se acostumbran a que ella vale para trabajar, para llevar una casa, para criar a los niños, y ellos??? El hombre que diga que puede hacer todo es un bocazas, el hombre que lo demuestre, es un hombre de verdad, al parecer, ese no lo demostró. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tamara, se supone que debemos ser iguales tanto hombres como mujeres, pero todavía hoy en día los hay, pocos pero los hay, que siguen pensando como los cavernicolas:), pero luego ellos que se las dan de muy listos los dejas solos y se comen ellos mismos vivos, estoy de acuerdo contigo en lo que dices y bocazas los hay a montonessss, y este del relato no demostró na de na:)
      Otro besazo para ti.

      Eliminar
  5. mi querida maga, largo el relato, y mucha perdida de tiempo, para que al final hizo lo que no hizo en un principio, mandarle a la MMMMMMMM, al capullo ese, y lo que mas me molesta es que de esos hay montones y vosotras caeis como mirlos y dejais tios cojunudos por el camino y eso lo se por esperiencia propia.

    un beso querida hermana maga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querido cóndor, mucho relato eh? jeje, hombre ella tenia que explicar todo para enterarnos los demás:), pero si tienes razón de la perdida de tiempo ya que tardo bastante en darse cuenta de lo que tenia al lado, pero bueno al menos se dio cuenta y lo mando a donde dices jeje, también te doy la razón en que caemos como mirlos con tontos como este y lo mas seguro que en el camino dejamos gente que valía la pena y no supimos verlo, pero así es la vida y vamos aprendiendo tanto unos como otros, porque también las hay que madre mía jeje.
      Un besote!

      Eliminar
  6. Muy bueno el relato me he quedado con ganas de seguir leyendo...muchas aguantamos muchas neuras y locuras de nuestras parejas menos mal que hay divorcio jejejeje...besos con mi cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Arwen, bueno se supone que en toda pareja se debe aguantar tanto de un lado como del otro, pero ya llegar a estos extremos pues que como dices menos mal que esta el divorcio jeje, mejor solo que mal acompañado:)
      Mas besos para ti.

      Eliminar
  7. Excelente, quisiera ponerle esa mentalidad a una pariente mía, a ver si le deja al inútil quejumbroso con el que esta y se da cuenta de lo que ella vale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amatista, ojala pudiésemos hacer lo que dices verdad?, para que personas que nos interesan se den cuenta de lo que les esta pasando, pero como no podemos son ellas mismas las que se tienen que dar cuenta de los que les pasando y así dar el paso, ojala esa pariente que dices lo haga y pronto:)
      Besos.

      Eliminar
  8. A ese gilipollas le salió el tiro por la culata y no se le estuvo mal. Uno ha de saber desde un principio quien es no lo que quiere ser. Eso vendrá después con el tiempo si se puede. Pero aparentar con algo que no tienes es de tontos. Conozco casos cercanos como el que expones. Luego la mujer demostró que valía más que él y estoy de acuerdo en que se cansase y le mandase a hacer gárgaras. Más de una debía hacerlo. Pero cuanto tonto por Dios. Mil besotes y muy buen relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mago, no le estuvo mal no y tanto que le salio el tiro por la culata, estas personas y te lo digo por experiencia nunca nunca saben quien son ni lo que son y lo de aparentar anda que no los hay pero a montones, y si que es de tontos ya que a la larga todo se descubre, yo también mago conozco casos así y gracias a dios que abrieron los ojos y al menos han podido rehacer sus vidas y demostrar que no eran ceros a la izquierda como ellos las trataban, cosa que ellos si han demostrado ser esos ceros a la izquierda, en fin que mejor mandarlos hacer gárgaras como dices:), jejej si que hay tontos y tontas mago jeje, me alegro que al menos te has distraído con el relato, gracias.
      Muchos mas besos para ti:)

      Eliminar
  9. Jejeje, y tanto que era un gili el tío ese, se lo mereció.
    El caso es que todos esos tipos tienen suerte y las chicas se matan por ellos.
    Así les va luego digo yo, que ni idea :)

    Saludoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola paisanete, anda que entre todos le estamos haciendo un buen traje al tonto este eh? jejej, pero esque se lo merecía y bien, se matan por ellos mientras no los conocen bien, cuando lo hacen pues pasa como en el relato, a ti te pasa lo contrario, como no dejas que te conozcan pues no se matan por ti, que de conocerte mas de una jeje
      Besetes.

      Eliminar
  10. Piruja:
    Por supuesto que es una historia feminista.
    Sin dudas que ese hombre era ya un inútil cuando estaban de novios y que más de uno le habrá prevenido a la chica acerca de ello.
    La historia nos muestra la típica relación de un casamiento por apariencias, donde se confunde a la pasión física, con el amor que surge al tener un compromiso compartido.
    El casarse sin un debido reaseguro de un buen pasar, siendo que provenían de hogares acomodados, demuestra inmadurez en ambos. Eso se paga.
    Alguna vez leí que los divorciados tienden a reincidir en el matrimonio en mayor proporción que las mujeres. Debe ser que ellos pueden superar al fracaso con mayor facilidad. A la protagonista, ni se le ocurre volver a utilizar el vestido en una ceremonia nupcial.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Arturo, no creo que sea feminista amigo, ya que como en el relato existen muchos casos muy parecidos o iguales, pero ya no solo en el hombre como pasa aquí sino que también hay mujeres que se las traen y bien de malas que son, por eso tanto de un lado como de otro existen personas como en el relato, en lo que dices de que hayan prevenido a la chica sobre el, pues en muchas ocasiones vasta que te digan una cosa para que tu hagas todo lo contrario de lo que te dicen y eso te lo digo por experiencia propia.
      Bueno la inmadurez ya se demuestra con el paso del tiempo en este caso en el, cosa que ella es todo lo contrario que va madurando con el tiempo y es cuando ve lo que vale y que no necesita a un parásito a su lado, lo que dices que los divorciados se casan mas que ellas es porque las mujeres solas nos sabemos desenvolver bien en una casa y demás, cosa que un hombre no lo hace y por eso necesita tener a quien le haga todas esas tareas de la casa, no creo que sea porque superen antes lo del fracaso, a la protagonista no creo como tu dices que vuelva a vestir ese vestido en ninguna ceremonia, gracias amigo.
      Besos.

      Eliminar
  11. buenos dias mi querida hermana maga, veo que andas liada con otras cosas,bueno espero que tengas una buena semana y pases un buen dia hoy a la noche seguro que no te visitare porque llegare muy tarde y cansado porque tengo muchas cosas que hacer alli todavia.

    espero que el estos dias con tu hermana hayan sido buenos y que la armonia haya estado entre vosotras y hayais disfrutado del sol ese que aqui no vemos ni pintado, pero bueno ya pasara el invierno y todo volvera a relucir como antes, y asi uno y otro año, lo importante es sentirse bien en la vida y saber disfratarla.

    un beso hermana maga y se feliz condor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querido cóndor, bueno he estado liada toda la mañana de médicos con mi hermanilla, nada importante pero como te digo toda la mañana de aquí para allá, espero que tu hayas tenido un buen día y no te preocupes por no poder pasar, sabes que yo te lo agradezco mucho pero antes estas tu que nada, asique si llegas tarde a descansar y diles a los de allí que no te hagan trabajar tanto:)
      El fin de semana con mi hermanilla si ha sido bueno, mas o menos como siempre tranquilo, del sol no hemos disfrutado ya que como hacia ese viento tan fuerte cualquiera era el guapo que ponía un pie en la calle, y si lo hacíamos lo teníamos que hacer con anclas para que el viento no se nos llevase jeje, ves?, vosotros tenéis ganas de sol que aquí tanto nos sobra y en cambio tenéis tanta agua que tanta falta nos hace aqui, nunca estamos conformes con lo que tenemos:), lo bueno es como dices que sigan pasando los años aunque nos pesen y sobre todo disfrutar ese día a día, se feliz tu también, ya sabes cuando llegues a descansar no te preocupes por nada mas:)
      Besotes!!

      Eliminar
  12. Que interesante lo que has escrito, aun soy nuevo por aquí, pero pasaré a visitarte cuanto pueda, de momento ya te tengo en mi columna. Espero que te hayan gustado las fotos. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola KIMA, bueno papa de Tamara bienvenido estas en tu casa:), veras el relato no lo he escrito yo, al final del mismo pongo quien es el autor, no tengo la suerte de saber escribir relatos ni nada parecido:), eres nuevo pero tienes una buena maestra y nunca mejor dicho para enseñarte cosas de por aquí, no te preocupes por pasar que esto no es ninguna obligación, cuando tu creas conveniente aquí estaremos si no pasa nada, gracias por ponerme en tu columna ya te pongo yo también y así sigo cuando actualices:)
      Las fotos como siempre son muy bonitas, tanto las que ha ido poniendo Tamara en su blog como las del tuyo, son magnificas, felicidades.
      Besos.

      Eliminar
  13. jejeje esta es una historia que pasa demasiado a menudo y es que cuando un botarate de estos quier mandar y manipular a una mujer que sea lo suficientemente lista termina de esta manera.
    Bella lección que mas de uno habria de aplcarse por si los acasos, ejjejeje
    Bueno casi llego el último pero el curro es el curro, jajja que frio tenemos en la sierra, joderrrrrrrr jejejej
    Venga niña unos besotessssssssssssssssssssss para empezar el dia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola chiquillo, y tanto que pasa demasiado a menudo, estos hombres se las dan como digo yo de "amos" y lo que buscan son esclavas para ellos, hasta que ellas se quitan la venda de los ojos y ven lo que tienen a su lado y si se van hacen muy bien, lo malo como pasa también que lo estén viendo y sigan aguantando, pero también influye mucho que ella tengo medios para poder mantenerse como le pasa a la prota:), si que es una lección pero creo que para todos, pero sobre todo para los botarates jeje, aunque tu chiquillo esa lección no te hace falta aprenderla ya que la llevas en volandas a tu querida Tarja:), muchos deberían aprender de vosotros:)
      No digas que llegas el ultimo, llegas cuando puedes y se agradece mucho ya que antes estas tu y el curro, no vas a dejar el curro por atendernos y mas si llegas tarde y cansado, asique tranqui, como dice el refrán mas vale tarde que nunca jeje
      Ya he visto que hoy os ha nevado por allí y el frío que hacia, ya sabes abrígate muchoooooo jeje, ademas a ti te gusta el frío chicarron del norte jejej, cuídate mucho:)
      Mas besotes para ti!!

      Eliminar
  14. Desde luego aquí se muestran bien los intríngulis del matrimonio. Por más damitas románticas que seamos tenemos que reconocer que la convivencia diaria y la realidad de esta institución va mucho más allá de los cuentos de hadas. La vida real es dura, muy dura, y cuando la realidad aprieta no sirve de mucho soñar con caballeros andantes, reverencias y besamanos románticos.

    De todas formas y pese a los defectos evidentes de este aprendiz de caballero tampoco estoy conforme con la mentalidad machisma y sumisa de ella, dispuesta a ser mujer florero y dejarse mantener. Eso estaba bien en el siglo XIX, hoy la realidad es muy distinta (por fortuna).

    Besitos brujita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elizabeth, ya lo creo que se muestran y bien, la convivencia entre dos personas es difícil ya que son dos personas totalmente diferentes y poco a poco se deben amoldar poco a poco, para nada es como en los cuentos o pelis de amor, y como tu dices la vida cotidiana del día a día es bien difícil y no vale soñar con esos caballeros que van a venir a rescatarnos que no es así.
      La mentalidad de ella es la que al menos tenían antes muchas mujeres, que su logro mayor era casarse y ya tenia la carrera echa mantenida por el marido, por suerte ya no es así y la mayoría de las mujeres trabajamos y nos podemos mantener sin ayuda del marido o compañero, desde luego que eso de mujer florero conmigo no va para nada jeje, como dices en el siglo pasado aun aun pero en estos tiempos para nada, gracias guapa:)
      Besotes!!

      Eliminar
  15. hola hermanita maga,que frio hace en este norte, ahora mismo tenemos 4 grados,ufff señor, espero que el agua que aqui no cayo alla ido hacia alli, para que os llenen los pantanos y si no habra que cantar mas fuerte, pero yo lo hare mentalmente, no sea que vuelva a caer aqui y agua no es lo que ahora necesitamos. y hablando de agua y emociones y sentimientos, ya que el agua en el esoterismo tiene el significado de eso sentimientos, y claro yo soy de signo de escorpio que es un signo de agua y muy intuitivo, y para rematar la jugada he aprendido a controlar las emociones y otras cosas mas, por eso en los comentarios a veces la emociones y los sentimientos afloran mas que lo material, y seguro que es por mi forma de ser, y como yo soy cualquiera puede llegar a ser creo, solo hay que creer y querer, para poder tener esa fe en el yo, y poder caminar siempre con una sonrisa de amistad, como guia de los demas, nunca he llegado a replantearmelo, pero quizas se eso lo que el padre quiere que haga con el tiempo, no lo se aun seguro, pero por hay pueden ir los tiros, cuando anduve con las ciencias de adivinacion, ya guiaba a los consultantes y les decia como ciertas cosas devian de hecerlas y todo iba bien, luego llego mi amor y lo deje casi todo, y ahora practico un poco de todo cuando alguien me lo pide, pero casi nada, igual con el tiempo volvere a ser el brujo de santutxu, asi me llamaban los amigos, pero yo creo que lo que biene es diferente si ha de venir y mas intenso que un brujillo, es algo que durante años me han estado preparando y estoy hay en la recamara por si algun dia el padre me necesita, mientras tanto seguire escribiendo y guiando a la chita callando y que nadie se entere de que voy recojiendo almas buenas y corazones de amor para el padre, que simplemente escribo unas ideas y no unas sensaciones grabadas a fuego de dolor durante muchos años de amor por la fe, uffff ya me estoy enrrollando otra vez, perdona, solo quiero que sepas mas de mi y mi forma de pensar.

    beunas noches y felices sueños mi querida hermana maga un beso de condor te hermano bilbaino, se feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querido cóndor, espero que hoy ya no tengáis tanto frío aunque por el que hace aquí me imagino que seguís igual, aquí también hace mucho frío y hace un rato vino una nube negrisima y en un momento ha caído de todo, granizo y agua con mucha fuerza pero ha sido un ratillo y ya esta, ahora tenemos el sol de nuevo fuera, tendrás que cantar mas fuerte que si no aquí no llega el agua jeje
      Es bonito lo que dices que guiabas a las personas hacer lo que mejor les podía ayudar, y creo como bien dices que estas aquí para eso para hacer el bien y guiar a los demás, te llamaban así los amigos?, seguro que por algo sera y con cariño, quien sabe si como tu dices te están preparando para algo mas grande, pero aunque ahora lo hagas desde la "recamara" creo que lo haces muy bien y es de agradecer tener a una persona así en nuestro entorno, aunque te digo una cosa, yo he tenido muy malas experiencias con todo esto y de siempre me ha dado algo de miedo ya que cuando he echo algo luego me ha salido todo al revés:), pero que conste que me fío de ti y haré lo que me has dicho, que yo se que tu no me haces ningún daño si no lo contrario, y para nada te enrollas ni pidas perdón, se que lo haces para que te conozca mas y yo te lo agradezco, asique tranquilo que no me molestas para nada, se agradece y mucho.
      Se feliz tu también querido cóndor:)
      Besotes!!

      Eliminar
  16. jeje me ha gustado el relato. Cada pareja es un mundo, es dificil no contrariarse con la pareja jajaja, nadie es perfecto ni nosotras eh! en un ceder constante, unas veces por parte de él otras veces por nuestra parte. Es complejo el tema de pareja, yo llevo casada 9 años y llevaba 9 años de novia de mi marido, ni creía en el principe azul antes de casarme ni por supuesto lo creo ahora, yo lo veo como un compañero de camino, un apoyo donde resguardarte cuando lo necesitas, es un apoyo mutuo, es muchísimo cariño, sentirse agusto con tu pareja, crecer los dos juntos, disfrutar de las cosas pequeñas de la vida, disfrutar viendo crecer a los niños, sacrificarse por ellos, tener algún sueño compartido, disfrutar de la naturaleza juntos ... en fín un compendio de cosas pero no se puede pensar en casarse o iniciar una relación con la intención de cambiar a la persona, la persona no cambia, es un error, en todo caso se liman pero a veces se acentuan.

    Yo lo he dicho muchas veces en mi blog, hay días que quiero desaparecer, hacer un agujerito y que meterme alli y que nadie me hable, porque no puedo hacer nada que a mi me guste, solo recoger, atender, lavar,comprar, en fin llevar una casa y con dos niñas pequeñas y un marido que no ayuda llega dias que mandaria todo muy lejos, pero después las miro a ellas y se me pasa. Yo me siento valorada y lo que me cabrea es que me tengo que poner de muy mala leche para que me ayude y decirselo todo con lujo de detalles porque no se entera o no se quiere enterar, y eso me pone de los nervios. Yo como un cohete y él va a paso tortuga, .... . grrrrr como diria dani jajajajaja

    me gusto mucho tu post, jejeje, un besito cariño.Amelia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amelia, bueno vosotros que sois parejas lo sabéis mejor que yo, pero por lo que yo he visto siempre es como tu dices cada pareja es un mundo, y por supuesto que de perfectos nadie siempre he dicho que la perfección no existe ni en nosotras jeje, pero si es como bien dices ceder unas veces uno y otras otro, ir creciendo juntos y así amoldarse el uno al otro, pero los que van con la intención de cambiar al otro van por mal camino ya que se consigue lo contrario, al menos conmigo así le pasaría:)
      Días como tu dices nos pasa a todos pero tenemos que estar al pie de cañón como se suele decir, y mas como vosotras que con niños pequeños estáis que no paráis, pero si que debe dar rabia que no salga de la pareja el ayudarte a no ser que te pongas en plan sargento y entonces lo haga, yo creo que enterarse se entera pero que hace que no porque le conviene jeje y va así para que no le llames mas veces, la próxima zapatillazo y veras como si se entera jeje, estos hombressssss que tienes que estar gruñendo como el paisanete jejeje, gracias por tus palabras guapa:)
      Besos.

      Eliminar
  17. Pobre pareja! ya empezó todo mal desde el principio. Lo primero que ninguno de los dos era consciente de las responsabilidad que tenia esa unión. Vamos que uno y otro no estaban preparados.
    Menos mal que hoy existe el divorcio y es lo mejor.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafaela, desde luego que ya empezaron mal con el pensamiento que llevaban cada uno y como tu dices que no sabían donde se metían, y menos estaban preparados, si menos mal que esta el divorcio, porque si no tenían que aguantarse toda la vida como hacían antes, al menos ahora se separan y pueden rehacer sus vidas de nuevo:)
      Besos.

      Eliminar
  18. Muy bien escrito.
    Me gustaría leer más relatos escritos por ti, ¿no has vuelto a publicar nada? ¿Has dejado el blog?
    Concha Reviriego Almohalla

    ResponderEliminar

La vida no es esperar a que pase la tormenta..., es aprender a bailar bajo la lluvia.

Gracias a todos:)

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.