viernes, 30 de septiembre de 2011

La Viejecita.



Erase una viejecita
sin nadita que comer
sino carnes, frutas, dulces,
tortas, huevos, pan y pez.

Bebía caldo, chocolate,
leche, vino, te y café,
y la pobre no encontraba
que comer, ni que beber.

Y esta viejecita no tenia
ni un ranchito en que vivir,
fuera de una casa grande
con su huerta y su jardín.

Nadie, nadie la cuidaba, 
sino Andres, Juan y Gil,
 ocho criados y dos pajes
de librea y corbatín.

Nunca tuvo en que sentarse
sino sillas y sofá
con banquillos y cojines
y resolte al espaldar.

Ni otra cama que una grande
mas dorada que un altar,
con colchón de blanda pluma,
mucha seda y mucho olan.

Y esta pobre viejecita 
cada año, hasta su fin,
tuvo un año mas de vieja
y uno menos que vivir.

Y al mirarse en el espejo
la espantaba siempre allí
otra vieja de antiparras, 
popelina y peluquin.

Y esta pobre viejecita
no tenia que vestir
sino trajes de mil cortes
y de telas mil y mil.

Y a no ser por sus zapatos,
chanclas, botas y escarpin,
descalcita por el suelo
anduviera la infeliz.

Apetito nunca tuvo
acabando de comer,
ni gozo salud completa
cuando no se hallaba bien.

Se murió de mal de arrugas,
ya encorvada como un 3,
y jamas volvió a quejarse
ni de hambre, ni de sed.

Y esta pobre viejecita
al morir no dejo mas
que onzas, joyas, tierras, casas,
ocho gatos y un turpial.

Duerma en paz y Dios permita
que logremos disfrutar
las pobrezas de esa pobre
y morir del mismo mal.


Autor: Rafael Pombo.

17 comentarios:

  1. Pobre viejecita. Muy ingenioso el poema, a cuyo autor no conocía. Es extraño, por la crítica que conlleva, ya que por lo que he leído sobre su persona, él también disfrutó de una vida acomodada.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me encantó el poema,con su crítica social, muy bueno.
    Yo tampoco conocía al autor, gracias por traerlo...
    Besitos en el alma
    Scarlet2807

    ResponderEliminar
  3. Me sumo. Tampoco lo conocía

    Un poema de mucho ingenio con algunas estrofas geniales.

    Besos mil

    ResponderEliminar
  4. Hola Sinfin, creo que no has entendido bien el relato o poema, ya que de pobrecita la viejecita no tenia nada todo lo contrario y aun así le parecía poco, la critica según yo la entiendo es que cuanto mas tenia, menos le parecía y luego cuando murió para que le sirvió todo eso, no se es mi forma de verlo, sobre el autor ya sabes que ellos escriben lo que sienten ya sean pobres o ricos, no creo que fuese una critica solo que le salio eso, pero también son imaginaciones mías, no se, ya que ninguno estábamos con el cuando la escribió por suerte, lo digo por los años:)
    Besos.


    Hola Yo, bienvenida, ahora ya no puedes decir que no lo conoces:)
    Saludos.


    Hola Scarlet, me alegro que te haya gustado el poema y de que hayas conocido algo de este autor, las gracias a ti siempre.
    Mas besos para ti!!


    Hola Daniel, te digo lo mismo, que me alegro que te haya gustado y de conocer al autor, si la verdad que algunas estrofas están muy bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Era tan pobre que no tenía más que dinero (creo que la frase es de Sabina, pero viene que ni pintado para esta, sin duda pobre, señora).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hace mucho tiempo leí esta poesia pero la tenía olvidada; me encantó. Gracias por compartirla. Nos transmite de una manera sencilla un gran mensaje para reflexionar.
    Un abraXo

    ResponderEliminar
  7. Hola Garcibañez, tu lo has dicho muy bien aunque la frase sea de Sabina, pero lo define muy bien, era rica en dinero, pero en lo mas importante creo yo que es el cariño o amor era la mas pobre,
    Otro abrazo para ti.


    Hola Marilyn, bienvenida, me alegro de que hayas recordado esta poesía, si que trasmite un mensaje para reflexionar que el dinero no hace la felicidad como se suele decir, las gracias a ti por venir.
    Otro abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  8. Querida Piruja, no conocía este poema ni su autor, gracias por compartirlo. Esta claro que los bienes materiales no hacen la felicidad, aunque ayudan.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  9. Hola Pili, pues nunca lo había escuchado pero, no me importaría morir del mal de arrugas, jeejej eso sí espero que si llegase a eso no este tonto del tó, jajajaj por que si no apañao estaría.
    Cierto que el dinero y los bienes materiales no te dan la verdadera felicidad, pero ayudan de alguna manera.
    un besote guapa, soy.... Orthos, jejee
    Näkemiin

    ResponderEliminar
  10. Gracias por descubrirnos este poema.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Hola Jolie, las gracias a ti por leerlo, tienes razón que los bienes materiales no hacen felices a la gente pero si ayudan un poquito.
    Otro besote para ti.


    Hola Orthos, digo lo mismo que tu, que no me importaría morir de eso pero sabiendo aunque sea un poquito en ese momento quien soy todavía jeje, pero cuando llegue el momento ya veremos como estamos Orthos que eso no esta de nuestra mano, estamos de acuerdo en lo de los bienes que no hacen la felicidad, pero como todo dulce contra mas azúcar mas dulce verdad? esto mas o menos lo mismo jeje.
    Gracias guapo, otro beso para ti...Orthos? jeje.


    Hola Pilar, las gracias a vosotros siempre por leer lo que voy poniendo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Ya lo dice el refrán amiga mía "Hay gente tan pobre que sólo tiene dinero". Esta viejecita con todo su potencial al final se encontraba sola. Yo creo que a veces es verdad que no da la felicidad el dinero, pero ayuda a llevar las penas algo mejor ya que nadie es feliz si pasa hambre. Algo en su justa medida sería lo ideal. Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Hola Karras, creo que estamos todos de acuerdo en que el dinero no hace la felicidad pero si que ayuda un poquito a "endulzar" las penas o problemas que tengamos, como dices una medida justa para todos seria lo ideal, pero eso creo que es otro sueño para nosotros verdad?.
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  14. Que lindo Piruja,gracias por compartirlo...Hay que ver con la viejecita,que tenia todo,y no estaba conforme,me recuerda a la gata Flora,que le hiciesen lo que le hiciesen por todo llora,algo así,jejejeje....Besos querida Piruja..

    ResponderEliminar
  15. Quien tuviera lo que tenia ella y encima se quejaba, muchas personas nunca tienen bastante y se vuelven avaras y se mueren sin disfrutar de la vida...me ha encantado el poema...tiene una gran enseñanza....besitos con mi cariño.

    ResponderEliminar
  16. Hola Carmen, ya ves la "pobre" viejecita que todo le sabia a poco, lo mismo que dices de la gata jeje, gracias.
    Besos a ti también.


    Hola Aradia, ya ves que existe gente para todo, que viviendo bien como lo hacia aun no estaba conforme, tu lo dices que pudiendo disfrutar mas y mejor de la vida con la avaricia que tienen no lo hacen, me alegro que te haya gustado.
    Besos!!

    ResponderEliminar

La vida no es esperar a que pase la tormenta..., es aprender a bailar bajo la lluvia.

Gracias a todos:)

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.